La decisión está tomada. Este es el año que vas a hacer ese viaje que siempre soñaste. Ver esos lugares increíbles de las películas, probar la comida, sentir los olores, conocer la gente, escuchar diferentes idiomas y sacar miles de fotos. Pero… ¿por dónde empiezo?

Lo primero que hay que hacer es definir los lugares que se quieren ver. Tal vez tengas una lista más larga que la gran muralla china, con lugares desde Nueva Zelanda a Canadá con paradas en Zaire y Buenos Aires. O tal vez siempre soñaste con Europa. Es importante decidir a donde quieres ir, para después buscar las formas de llegar ahí y experimentarlo.

¿A donde vamos?

Imaginemos. Quieres llegar al otro lado del mundo. ¿A dónde vuelo? ¿Por el este o por el oeste? ¿Llevo mochila, valija, un carry-on? ¿Dónde voy a alojarme?

Vuelos

¿Cómo llego tan lejos? Conviene empezar por definir hacia donde hay que volar (y desde donde). Averigua cuales son los aeropuertos principales de la región que quieres visitar. Por ejemplo, en Asia busca Beijing, Shanghai, Bangkok, Kuala Lumpur, Singapur, Tokyo o Hong Kong. Lo más probable es que alguna aerolínea de Medio Oriente o Turquía tenga alguna promoción interesante para llegar ahí. Tal vez la mejor opción sea por México o Estados Unidos. Si estas pensando en ir a Europa, posiblemente la mejor opción sea volar a Londres, Madrid, Barcelona, Paris, Roma o Frankfurt.

A veces es imposible evitar las esperas en los aeropuertos

Revisa cuales son los aeropuertos más grandes y empieza a buscar pasajes ahí. Tal vez encuentres un cartel con una publicidad enorme de promoción en la calle para el destino que quieres recorrer. O podes usar una herramienta de búsqueda como Skyscanner. Nosotros las usamos mucho. Es bueno también seguir sitios de redes sociales que compilan promociones de viajes, como por ejemplo PromocionesAereasArgentina o iknowthepilot.

No se olviden de revisar desde que Aeropuerto les conviene salir. Tal vez viven cerca de Buenos Aires, pero las mejores ofertas son desde Sao Paulo, así que tal vez seas más económico comprar un pasaje desde ahí y sacar un vuelo low-cost hasta ese aeropuerto importante. A nosotros nos pasa viviendo en Perth, Australia, que las mejores promociones son desde Kuala Lumpur, así que solemos volar desde ahí (y viajamos hasta KL en un low-cost de Air Asia).

Un detalle. Atentos a los vuelos low-cost. Nosotros los amamos y siempre que podemos los usamos, pero hay que tener en cuenta que esas aerolíneas normalmente no incluyen equipaje y comida en los precios, así que si tienen que comer en vuelo –principalmente para vuelos largos- o llevar mucho equipaje, les conviene revisar precios finales antes de tomar una decisión.

En resumen, definan el aeropuerto ideal para aterrizar, empiecen a buscar pasajes para llegar ahí, y además revisen si les conviene salir desde el aeropuerto más cercano, o tal vez alguno no tan cerca pero más económico al comprar un vuelo corto por separado.

Visa

No se olviden de revisar los requisitos de Visa para su viaje. No solo del país al cual van, sino también para las escalas. Algunos países, como Estados Unidos, requieren Visa incluso si no se piensa salir del Aeropuerto.

Itinerario

Cuando ya saben hacia donde van, y tienen el pasaje ideal, hay que definir la ruta. ¿El plan es visitar varios lugares en un solo un país O tal vez las ciudades grandes en una región? ¿Son viajeros relajados con ganas de estar dos semanas en la playa, o prefieren estar en movimiento? De eso dependerá la definición de por cuánto tiempo van a viajar y como se van a mover de un lugar a otro. Si, como nosotros hacemos habitualmente, planean estar en constante movimiento, recomendamos hoteles, hostels o incluso habitaciones en departamentos compartidos (Hostelworld, Booking o Airbnb). En cambio, si prefieren quedarse más tiempo en una misma ciudad, un departamento (también por Airbnb o similar) puede ser una mejor opción. Como regla general, nosotros elegimos habitaciones compartidas si es solo una noche, habitación privada por dos o más noches y departamento si la estadía es más larga. Obviamente, la elección dependerá del presupuesto, la ciudad y la disponibilidad. Pero es válida como idea general.

La Habitación Privada es una buena opción para parejas Flashpacker
La habitación compartida va muy bien para viajeros solos o por poquitos días.

¿Cómo saber cuál es la mejor zona para alojarse? La mejor guía son los rankings de locación de cada lugar según las plataformas de búsqueda (Booking, Airbnb, etc). Usar Google Maps también es muy útil. Por ejemplo, si viajan a Madrid, y saben que pasaran la mayor parte del tiempo en la zona de Puerta del Sol, es importante asegurarse que el alojamiento elegido este cerca de allí o tenga buenas conexiones de transporte público.

Como regla general, cuando visitan una ciudad con buen transporte público, elijan siempre un alojamiento que este cerca del metro, subte o tren. Esto les va a ahorrar mucho tiempo en moverse, dejando más para visitar. Por el contrario, si visitan una ciudad más chica, o sin los necesarios medios de transporte, busquen hoteles cercanos a las zonas turísticas para evitar la molestia de llegar hasta ahí ida y vuelta. Es además importante considerar que el lugar este cerca de restaurants o supermercados para salvarnos con la comida.

Que ver

Ya saben a dónde van y donde se alojan, hay que definir que van a ver. Nosotros normalmente definimos que vamos a ver tras leer blogs sobre los lugares que visitarnos (como el nuestro). Además, es bueno revisar guías como Lonely Planet. Personalmente, no soy un fan de las guías impresas, ya que suelen quedar rápidamente desactualizadas, pero siempre son un buen punto de partida para hacerse una idea de lo que uno va a ver.

Viajando dentro de una región o país.

Otra decisión importante tiene que ver con cómo moverse de un lugar a otro cuando las distancias son largas. Aunque muchas veces volar es más rápido, y posiblemente más económico, no siempre es la mejor opción. Como dijimos, se pueden buscar vuelos por Skyscanner. No lo recomendamos para viajes intermedios ya que a veces el viaje por tierra (trenes y buses) puede ser más cómodo, y con seguridad llegan a estaciones más cercanas al centro de la ciudad que un avión. Para buscar trenes, nada mejor que visitar el sitio del guru de los trenes Seat 61 (en inglés). En cuanto a los buses, depende de cada país. Nuestras experiencias dice que son menos cómodos que los trenes, pero definitivamente una opción para distancias más cortas.

¿Viaje largo? ¡aguante el tren!

Moviendose

¿Y que pasa con la mejor forma de moverse dentro de una ciudad? Obviamente, depende del tamaño de la ciudad, pero siempre la mejor forma es caminando. Permite encontrar lugares increíbles que uno no buscaba, y ver a los locales en su rutina diaria. Algunas veces, por tiempo, clima o distancia, se necesita tomar transporte público o taxi. Revisen con anticipación si la ciudad que van a visitar tiene algún pase libre de transporte. Pueden lograr ahorrar bastante con eso.

El Metro es siempre una gran opción. Especialmente en lugares como Beijing.

Tuvimos grandes experiencias al respecto en Nueva York, Hong Kong, Londres, Paris, Beijing y Shanghai entre otras. Si planean usar taxi, consideren también Uber o similar. Es una gran opción especialmente en esos lugares donde no entendemos el idioma o queremos evitar negociar con el conductor. De todas maneras, siempre tengan en cuenta los medios de transporte locales como tuk-tuks, rickshaws o el tierno songthaew. Son parte de la experiencia de viaje, aunque alguna vez tengan la sensación de que están al borde de un accidente.

¡Songthaew en el norte de  Tailandia!

Ya hemos revisado decisiones de vuelo, alojamiento y movimiento en cortas y largas distancias. Ahora es su turno. ¿A dónde quieren viajar? ¿Qué otras cosas considerarían para su viaje? ¡Comenten al respecto!

Related Articles

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *